Rutina para recordar lo mejor de cada día


No nos es fácil recordar nuestros recuerdos y emociones positivas… El cerebro las recuerda con dificultad ¿Por qué? Porque tu cerebro está programado para sobrevivir, y por ello se fija más y recuerda mejor las cosas negativas, ya que piensa que eso es lo que le ayudará a sobrevivir.

En cambio las emociones positivas, a menos que sean impresionantes, son fugaces. Piensa en el olor de ese café recién hecho o el abrazo que tu hijo te dio anoche. ¿Ya te habías olvidado, verdad? Y es que tu cerebro programado para sobrevivir le interesa más tu supervivencia que tu felicidad.

Pero eso tiene arreglo y esta es nuestra rutina para esta semana:

Los neurologos piensan que necesitamos entre diez y veinte segundos de repetición o concentración para empezar a fijar un recuerdo o dato en nuestra mente, por eso:


1.- Fíjate en un momento positivo, como por ejemplo ese abrazo que te dio una persona querida hace unas horas.

2.- Vamos a alimentar esa emoción positiva: céntrate en esa emoción positiva, piensa en ese abrazo durante unos diez minutos o veinte segundos, así lo estarás fijando a tu memoria.

3.- Ahora deja que esa emoción llene tu cuerpo, disfruta de ese recuerdo no solo con la mente sino con todos tus sentidos, sin prisa. Siente el calor de ese abrazo, la caricia, la risa….


Haz esta rutina cada día esta semana, con distintos ratos buenos que quieras recordar y fijar en tu mente. Verás la diferencia a la hora de llenar tu vida de recuerdos y experiencias positivas. Esta rutina te ayudará a entrenar tu cerebro en positivo, ya que esto será importante para tu salud mental y física.

#Buenospensamientos #Recuerdos #ActituPositiva

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags